Shevardeni Complex en Tiflis- Georgia


El rugby es el segundo deporte más popular de Georgia, después del fútbol, y en algunas zonas como la capital, Tiflis, se considera la principal actividad de ocio.

El rugby se hizo popular en Georgia en los años 90, cuando los mejores jugadores comenzaron a jugar en países extranjeros (especialmente en Francia), mejorando el nivel técnico y la calidad del rugby georgiano a nivel internacional. Georgia se encuentra actualmente en el undécimo puesto en la clasificación mundial de la World Rugby.


Posición del campo


La instalación deportiva Shevardeni se encuentra en el centro de Tiflis y es considerado el punto de referencia para los equipos de rugby de la región. Actualmente el Shevardeni Complex cuenta con dos campos de rugby reglamentarios aprobados por el IRB (actual World Rugby): uno de césped natural y otro de césped artificial. Ambas superficies son consideradas como las mejores del país para este deporte.

Con más de veinte equipos sénior que juegan en diferentes campeonatos de rugby de Georgia, y un número todavía más grande de equipos juveniles conectados a estos, las infraestructuras requeridas en Tiflis debían ser modernas y eficientes para permitir el crecimiento del movimiento del rugby en Georgia. El estadio Shevardeni es el mejor ejemplo de esfuerzos realizados para conseguir este objetivo.

 


La situación previa


El área en la que, actualmente, se encuentra el complejo del estadio Shevardeni estaba prácticamente inutilizable. Se trataba de un campo fangoso e irregular usado para el rugby a todos los niveles y para el fútbol de aficionados. La infraestructura no estaba provista ni de vestuarios, ni de tribunas para los espectadores. El frío y la lluvia durante el invierno y las altas temperaturas estivales reducían todavía más la calidad del campo, con repercusiones negativas en el desarrollo de la técnica de los jóvenes jugadores.


El apoyo de la World Rugby


A principios de 2010, la World Rugby decidió ofrecer su apoyo para mejorar la situación de las infraestructuras dedicadas al rugby en Georgia y el Shevardeni fue el primero en participar en este proyecto. Se construyó un campo natural, provisto de tribunas, para celebrar los eventos más importantes, incluidos algunos partidos del Trofeo Mundial de Rugby Juvenil que tuvo lugar en Tiflis a finales de mayo de 2011.

Se solicitó un campo de rugby artificial a Limonta Sport con el fin de aportar una ayuda extra al crecimiento de los equipos locales de rugby. La superficie, de 11.000 m2 de césped artificial específicamente estudiada para adecuarse a las necesidades del rugby de alto nivel, fue instalada y testada según la Regulación 22 de la World Rugby que prevé los estándares más altos en términos de calidad, prestaciones, duración y seguridad para los jugadores. Actualmente el campo artificial de la World Rugby puede celebrar oficialmente eventos de rugby nacionales e internacionales, garantizando fiabilidad y seguridad para los jugadores de rugby de todos los niveles.

El nuevo campo artificial ha supuesto inmediatamente numerosas ventajas para los equipos de rugby locales (más de veinte en la región) y en la comunidad en general:

USO

Ahora se puede utilizar una superficie de juego perfecta durante 6-10 horas al día.

APTO PARA TODOS LOS CLIMAS

Posibilidad de entrenarse y jugar en todas las condiciones climáticas y con niveles de prestaciones estables.

PROFESIONALIDAD

El entrenamiento técnico y físico puede llevarse a los máximos niveles.

SEGURIDAD

La óptima calidad de la superficie reduce los riesgos de accidentes para los atletas.

IMPACTO EDUCATIVO

Los equipos de rugby georgianos de todas las edades se entrenan regularmente en el campo, convirtiéndose en puntos de referencia para las jóvenes generaciones de la zona.

INVERSIÓN SOSTENIBLE

Costes de mantenimiento reducidos.

PARTICIPACIÓN DE LOS AFICIONADOS

Las nuevas tribunas situadas cerca del campo artificial permiten a cientos de personas participar en el juego y en las sesiones de prueba, contribuyendo a hacer crecer el interés de la población por el deporte.

OPCIÓN INTELIGENTE

Posibilidad de preservar los campos de césped natural en perfectas condiciones para los eventos más importantes de la temporada.

Gracias al nuevo campo artificial instalado por Limonta Sport, el Shevardeni Complex se ha convertido en un centro de encuentro positivo par los jóvenes, ofreciendo una importante contribución a la vida de la comunidad local.

El impacto educativo de esta nueva infraestructura es visible a diario, con niños y jóvenes adultos que juegan al rugby y aprenden sus valores en un lugar moderno y seguro, creciendo tanto como personas, como atletas completos.


Porqué elegirnos


Send this to a friend